Home / Farandula / “Es una pena que la canción dominicana no sea sinónimo de calidad”

“Es una pena que la canción dominicana no sea sinónimo de calidad”


SANTO DOMINGO. El cantautor Bobby Delgado alista la salida de su segundo álbum, del que promoverá en los próximos días la canción “Frente al calendario”, un tributo al fallecido creador del fusón, Fernando Echavarría.

Delgado, quien debutó en la escena en 2013, concedió una entrevista a DL en la que detalló diversos aspectos de su carrera que incluye la temporada de conciertos que lo mantendrá en el escenario todos los viernes de este mes en Casa de Teatro.

—¿Qué colores musicales trae en su próximo álbum?

El contenido lírico que le dará cuerpo es el que me caracteriza. Hay un respeto por la estética, por la poética, sin caer en la arrogancia, como suele distinguirse a los cantautores que tienen un alto vuelo poético. Tenemos un rigor por mantener una línea bella de composiciones. En cuanto a lo musical, recuerdo que escuché a un cantautor que me gusta mucho que había hecho un disco para los pies. Y esta producción que estoy haciendo está concebida así, porque tiene muchos ritmos criollos.

Por ejemplo, el tema “Frente al calendario”, el primer sencillo, un tributo a Fernando Echavarría, se parece a ese planteamiento porque me aventuré a componer un fusón. También tengo fusiones interesantes de cumbias, pambiches… hay mucho tropical. El primer sencillo saldrá en las próximas semanas. El disco está casi listo, todo dependerá de como vayan los sencillos.

—¿Por qué el viaje hacia las fusiones?

Quizás desde el punto de vista mercadológico no sea lo más recomendable. Hay quienes me dicen que tome una línea. Lo que pasa es que a mi no me gustan las etiquetas. Nadie me puede decir que soy trovador, merenguero, bachatero, baladista… a mi me gusta toda la música. Por eso es que mi música no puede dirigirse a un estilo. Yo no soy quien hace las canciones, realmente las canciones son las que me hacen a mí. Me gusta coquetear con todos los ritmos que me han marcado y musicalmente los arreglos son míos, pero cuento con el respaldo de excelentes músicos.

—¿Qué termómetro tiene de la aceptación de su trabajo?

Utilizo una frase que es como mi estandarte y es el de la inmensa minoría. Yo no estoy involucrado al cien por ciento en lo que es el negocio de la música. Yo la amo, uno es romántico y lo otro es una guerra.

Entiendo que he vendido muchos discos en los conciertos, he tenido que hacer una cuatro ediciones de mi primer disco. Unos cinco mil discos sin hacer promoción ni mercadeo y unas 60 mil descargas en las redes sociales. Lo que te quiero decir es que ha sido el boca a boca que me ha promovido.

Tuve la dicha de que mi debut como artista fue a raíz de mi participación en el concierto que protagonizaron Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat en el que canté “Dígame usted por quién votar” . La reacción fue muy positiva y tiempo después cuando actúo en Casa de Teatro logré éxito… Estuve siete meses allí, en una temporada excelente. Luego me replegué un poco hasta replantear mi carrera en la que estamos comenzando una nueva etapa.

—¿Qué nos puede decir de la estructura de puesta en escena?

El concierto está basado en mi repertorio. Canciones conocidas y las nuevas naturalmente. Regresamos a Casa de Teatro para agotar una temporada allí todos los viernes de agosto. A partir de las 10:00 p.m. estaremos en un lugar que si bien es mágico, es uno de los más difíciles para cualquier artista.

—¿Por qué es difícil?

Aunque parezca inverosímil es uno de los escenarios más complicados de conquistar. Yo he tenido la oportunidad de actuar en Uruguay, Colombia y aquí en escenarios grandes. Sin embargo los lugares pequeños son más demandantes porque tu le ves la cara a la gente… Cuando algo no funciona te das cuenta de inmediato, cuando estamos en una gran tarima uno ve una masa… En Casa de Teatro le ves los ojos a todo el mundo… Y el que conquista el público allí puede subirse a cualquier escenario.

—¿Qué representa Casa de Teatro para el talento emergente?

Hoy es como la resistencia cultural. Un lugar que se niega a morir. Es un templo al que la gente acude a disfrutar de buena música. Por allí han pasado los mejores cantautores nacionales e internacionales.

—¿Cuán complicado es el mercado local para un solista?

La gente escucha la que le dan. Si tu pautas la música más árida, que se yo, Cantos gregorianos o algo de Wagner, la gente terminará demandando eso. La música la asocias a momentos de tu vida. Que pasa con la música en el país, hay un problema de contaminación a nivel de difusión. Aquí han problemas de identidad a nivel de composición y un problema de calidad a nivel de canción.

—¿Es complejo entrar?

Es prácticamente imposible porque los solistas estamos compitiendo con el monstruo de las mil cabezas, que es la música bailable, algo que genera miles de pesos diarios. Los solistas no tenemos plataformas de difusión… Pero a eso hay que agregarle que el gusto popular ha caído a niveles alarmantes. Lo que antes era vulgar hoy se ve como algo gracioso… Se le ha dado espacio a eso por encima de lo bello, de lo valioso y que los cantautores no estamos leyendo porque todos quieren repetir la misma fórmula por el deseo de ganar.

Si una canción pega está bien, sino, no me voy a sentir frustrado. Es una pena que la canción dominicana no sea sinónimo de calidad sino sinónimo de escándalo y de burla.

About William Pichardo

Check Also

Revolución Salsera - Te Estaré Esperando

Revolución Salsera va por salsa inédita

Luego de tres años de haberse desprendido de la Chiquito Team Band, la agrupación Revolución …

Leave a Reply

%d bloggers like this: